Saltar al contenido

Evaluación formativa y sumativa: ¿cuáles son las diferencias?

La evaluación del aprendizaje es un proceso sistemático destinado a determinar en qué medida se han logrado los objetivos educativos. Por tanto, el proceso de evaluación debe realizarse con técnicas efectivas para validar los aprendizajes que se han realizado. Cabe señalar que la evaluación formativa no se anota en las boletas de calificaciones de los estudiantes. Su propósito es informar al docente sobre el grado de efectividad de sus métodos de enseñanza. La evaluación sumativa o de certificación mide el logro de las habilidades estudiadas de acuerdo con un estándar. Su finalidad es estimar los aprendizajes adquiridos al finalizar un curso de formación, mediante notas.

El objetivo de evaluación formativa es monitorear el aprendizaje de los estudiantes y brindar retroalimentación continua al personal y a los estudiantes. Es una evaluación para el aprendizaje. Si se diseña apropiadamente, ayuda a los estudiantes a identificar sus fortalezas y debilidades, y puede permitirles mejorar sus habilidades de autorregulación para que puedan administrar su educación de una manera menos aleatoria de lo que es posible de otra manera. También proporciona al maestro información sobre las áreas en las que los estudiantes están luchando para que se pueda brindar el apoyo suficiente.

Las evaluaciones formativas pueden ser realizadas por un tutor, por compañeros o por autoevaluación. Son de bajo riesgo y, por lo general, no tienen calificaciones, lo que en algunos casos puede desanimar o alentar a los estudiantes a participar plenamente en la tarea propuesta. .

El propósito de evaluaciones sumativas consiste en evaluar el aprendizaje de los estudiantes al final de una unidad didáctica comparándolo con un estándar o punto de referencia. A menudo tienen mucho en juego y los estudiantes los tratan como una prioridad sobre las evaluaciones formativas. Sin embargo, los comentarios de las evaluaciones acumulativas pueden ser utilizados, de manera formativa, por estudiantes y profesores para orientar sus esfuerzos y actividades en cursos posteriores.

La dependencia excesiva de la evaluación sumativa al final de un elemento de estudio les da a los estudiantes una calificación, pero proporciona muy poca información que pueda ayudarlos a desarrollarse y mejorar antes de llegar al final del módulo. Por lo tanto, es importante lograr un equilibrio entre las evaluaciones formativas y sumativas, incluso si los estudiantes no siempre las comprenden y / o no siempre las toman en serio. Al permitir que los estudiantes aprendan y experimenten, las evaluaciones formativas no solo proporcionan un entorno altamente eficiente y libre de riesgos, sino también una introducción útil a las evaluaciones sumativas, siempre que estén acompañadas de comentarios.

¿Cómo involucrar a los estudiantes en la evaluación formativa?

  • Explique claramente el propósito de la evaluación formativa: deje en claro a los estudiantes que al participar en tareas formativas, adquieren experiencia con sus evaluaciones, sin riesgo, y pueden desarrollar habilidades mucho más sólidas para lograr el éxito.Mejores calificaciones en evaluaciones sumativas.
  • Vincular evaluación sumativa y formativa: diseñar evaluaciones formativas para contribuir a la tarea sumativa. Esto reduce la carga de trabajo de los estudiantes y les proporciona la información que necesitan para mejorar su desempeño final. Un ejemplo de tal evaluación es la producción de un esquema de ensayo, una estructura de una revisión de literatura, parte del ensayo o una bibliografía.
  • Reducir el número de evaluaciones sumativas y aumentar el número de evaluaciones formativas, pero sin delegar demasiado peso a una única evaluación sumativa en la nota final.

Diferencias entre evaluaciones formativas y sumativas

  1. La primera gran diferencia es el momento de la evaluación en el proceso de aprendizaje de un estudiante. La evaluación formativa es una actividad continua. Tiene lugar durante el proceso de aprendizaje. No solo una, sino varias veces. La evaluación sumativa se realiza en otro tiempo completo. No durante el proceso de aprendizaje, sino al finalizar un curso o unidad didáctica.
  1. Las estrategias de evaluación para obtener la información correcta sobre el aprendizaje de un estudiante también son muy diferentes. Las evaluaciones formativas ayudan a determinar si un estudiante se está desempeñando bien o necesita apoyo académico al monitorear el proceso de aprendizaje. Cuando usa evaluaciones sumativas, asigna calificaciones. Las calificaciones le dicen si el estudiante ha logrado la meta de aprendizaje o no.
  1. Los objetivos de las dos evaluaciones son diferentes. Para la evaluación formativa, el objetivo es mejorar el aprendizaje de los estudiantes. Para hacer esto, debe poder dar una retroalimentación significativa. Para la evaluación sumativa, el objetivo es evaluar el rendimiento de los estudiantes. Entonces, ¿quieres que tus estudiantes sean los mejores en algo, o quieres que tus estudiantes se trasciendan cada vez más?
  1. La última diferencia, que quizás ya haya adivinado, es que la evaluación formativa ve la evaluación como un proceso. De esta manera, el maestro puede ver a un alumno crecer y empujarlo hacia arriba.

Con la evaluación sumativa, es más difícil para usted señalar al estudiante en la dirección correcta. La evaluación ya está hecha. Es por eso que las evaluaciones sumativas o evaluaciones se consideran más como un “producto”.

Fuentes: 1-2-3