Saltar al contenido

23 reglas simples que todos los maestros deben seguir

No existe un modelo único de éxito educativo. En cambio, hay alrededor de un millón de enfoques diferentes para la enseñanza. Por lo general, no hay dos profesores iguales. Cada uno tiene su propio estilo de enseñanza y su propia rutina. Pero si no hay un modelo para la enseñanza, existe un cierto código al que los profesores deben adherirse si quieren tener éxito.

La siguiente lista es un conjunto general de reglas que todo maestro debe seguir. Estas reglas abarcan todas las facetas de la enseñanza, tanto dentro como fuera del aula.

1. Actúe en el mejor interés de sus estudiantes

Haga siempre lo que crea que es mejor para sus estudiantes porque es su prioridad número uno. Siempre que tome una decisión, hágase esta pregunta: “¿Cómo beneficia esto a mis estudiantes?” “. Si no puede encontrar una respuesta, reconsidere su elección.

2. Construya relaciones significativas

Concéntrese en construir relaciones constructivas y cooperativas con todas las personas que conozca. Construir relaciones sólidas con sus estudiantes, compañeros, administradores y padres, en última instancia, facilitará su trabajo.

3. Sea explícito sobre las reglas y expectativas

Establezca claramente reglas, expectativas y procedimientos el primer día de clase, luego discútalas y regrese a ellas con frecuencia. No se puede esperar que los estudiantes sean responsables de sus acciones si no saben cómo comportarse. Sea firme, justo y consistente para un salón de clases más pacífico.

4. Sea justo y coherente

Sus estudiantes ven esto y notan rápidamente sus inconsistencias. No arruine su autoridad y las relaciones que ha podido construir con el tiempo al tener estudiantes favoritos o al mostrar prejuicios.

5. Esté preparado

¡Inspírate con los Boy Scouts y prepárate siempre! La preparación no garantiza el éxito, pero la falta de preparación lo hace mucho menos probable. Tómese el tiempo para involucrar a sus estudiantes, crear lecciones efectivas y brindar comentarios útiles.

6. Aprenda todos los días

La enseñanza es un viaje que le brindará muchas oportunidades para aprender. Solo tienes que estar abierto y listo para aprovechar estas oportunidades cuando surjan. Debe esforzarse por mejorar su enseñanza todos los días, incluso si ha estado en el aula durante años.

maestros felices

7. Deja tus problemas en la puerta de tu salón de clases

Nunca traigas tus problemas laborales a clase, déjalos en casa. Sus estudiantes nunca deben saber cuándo algo en su vida personal los está molestando.

8. Involucrar a las familias

Los padres pueden hacer o deshacer la educación de sus hijos y, como tal, los maestros deben informarles sobre el comportamiento de sus hijos. Debe involucrar a todos los padres, incluso a los más reacios, en el proceso de aprendizaje. Brinde a los padres y tutores muchas oportunidades para participar y sentirse bienvenidos en su salón de clases.

9. Proteja a sus estudiantes

Proteja a sus estudiantes a toda costa. Es su trabajo asegurarse de que sus estudiantes estén seguros en todo momento. Practique los procedimientos de seguridad en el aula con frecuencia y nunca permita que los estudiantes se comporten de manera imprudente. También discuta los comportamientos de seguridad fuera de la escuela.

10. Protéjase

Un maestro nunca debe ponerse en una situación comprometedora que perjudique su carrera o su persona. Siempre debe ser consciente de su entorno y nunca dejarse llevar por el riesgo de ser demasiado vulnerable o de que se cuestione su reputación. Protéjase del peligro manteniendo el autocontrol y permaneciendo alerta en todo momento.

11. Llegar a un entendimiento con la administración.

Respete las decisiones de los directores y comprenda que tienen muchas responsabilidades. Los maestros que tienen excelentes relaciones laborales con sus administradores se benefician de un ambiente de trabajo más relajado y de apoyo.

12. Conozca a sus alumnos

Tómese el tiempo para averiguar qué les gusta hacer a sus estudiantes e incorporar sus intereses en sus lecciones. Establezca una relación y una conexión con ellos, no solo para involucrarlos en la clase, sino también para demostrar que se preocupa por ellos más allá de su desempeño en la escuela.

13. Escuche a las personas que le rodean

Esté siempre preparado para escuchar a los demás, especialmente a sus estudiantes. Utilice sus comentarios para mejorar su práctica. Los maestros receptivos se toman el tiempo para aprender de lo que otros tienen que decir porque saben que no son perfectos.

maestros maestros padres

14. Asumir la responsabilidad de los errores

Reconozca sus errores y corríjalos: se supone que los maestros no deben saberlo todo. Dé un ejemplo positivo a sus alumnos llamando la atención sobre sus errores y mostrándoles que sus errores le ayudan a aprender.

15. Busque el consejo de otros profesores

Uno de sus mejores recursos pueden ser los profesores compañeros. Aproveche las experiencias que otros han tenido trabajando en colaboración, compartiendo historias y materiales siempre que pueda. Usted no está solo !

16. Sea flexible

Esté preparado para adaptarse y cambiar. Siempre habrá algo nuevo que probar y cosas que mejorar. Algunos de los mejores momentos en la enseñanza nacen de la espontaneidad: acepte el cambio en lugar de resistirlo.

17. Sea alentador

Sea la mejor animadora de sus estudiantes. Nunca les diga que no hay nada que puedan hacer. Ayúdelos a alcanzar sus metas familiarizándose con sus necesidades específicas y colocándolos en el camino hacia el éxito, empujándolos suavemente en la dirección correcta si lo necesitan.

18. Nunca avergüence a sus estudiantes

Nunca avergüence a un estudiante, especialmente frente a sus compañeros. Si necesita disciplinar o corregir a un estudiante, hágalo en forma privada y reflexiva. Tu objetivo es guiarlos cuando se resbalen, no deben sentirse mal o culpables.

19. Diviértete

¡Tienes que divertirte! Disfrute de su trabajo y sus alumnos lo notarán y seguirán su ejemplo. Enseñar puede ser complicado, pero es mejor aceptar el caos que tomarlo demasiado en serio.

20. Participa en la vida de tus alumnos

Haz un esfuerzo adicional cuando puedas. Los mejores maestros hacen todo lo posible para asistir a eventos estudiantiles como eventos deportivos y conciertos para mostrar su apoyo a sus estudiantes. Estas pequeñas acciones significan mucho para sus estudiantes.

21. Proporcione comentarios significativos con frecuencia.

Trate de no quedarse atrás en la presentación de tareas y registrarlas, no tome atajos. Cuando esta tarea parezca abrumadora, recuerde que la retroalimentación constructiva oportuna vale la pena a largo plazo, ya que los estudiantes aprenden mucho mejor cuando se les informa sobre su desempeño.

22. Manténgase actualizado

Siempre tenga en cuenta y siga las políticas y procedimientos locales. Si no está seguro de algo, es mejor preguntar en lugar de adivinar y equivocarse. Debe conocer y seguir las reglas de enseñanza, ya que espera que sus alumnos conozcan y sigan las suyas.

23. Descomprime después de la escuela

Encuentre tiempo para relajarse fuera de la escuela. Todo profesor debe tener aficiones e intereses que le permitan distanciarse del estrés de la escuela. La enseñanza puede ser una gran parte de su vida, pero no tiene por qué ser todo lo que hace.

(Fuente)

LEER TAMBIÉN …