Saltar al contenido

¿Cómo presentarse frente a los estudiantes?

Las primeras impresiones son importantes, y no menos cierto para los profesores, especialmente durante la presentación del primer día de clase. Su presentación el primer día juega un papel importante en establecer el tono para todo el año, desde alentar a los estudiantes a hablar hasta la oportunidad de aprender en su salón de clases. Si tienes alguna duda sobre cómo presentarte a los estudiantes, te ofrecemos estos consejos.

La importancia de presentar al profesor a los alumnos

En el mundo de la educación, una amplia investigación ha demostrado que el éxito académico depende de las relaciones positivas entre profesores y estudiantes. Esto se debe a que, en última instancia, las buenas relaciones con sus estudiantes significan menos interrupciones, mejor comportamiento y un mayor enfoque en el trabajo de clase.

El discurso introductorio de un maestro a los estudiantes es una oportunidad crucial para construir buenas relaciones en el aula. Naturalmente, los estudiantes quieren saber un poco más sobre usted, de dónde es, cuáles son sus habilidades, pero esta introducción no se trata solo de responder preguntas. Se trata de generar confianza y respeto por tus estudiantes y haga de su salón de clases un espacio de aprendizaje seguro.

¿Cómo presentarse frente a los estudiantes?

Ahora pasemos a la pregunta: ¿cómo presentarse en clase? He aquí algunos ejemplos :

Da una buena impresión

Una persona solo tarda unos segundos en calificar y formarse una opinión sobre alguien que conoce por primera vez. Además de lo que realmente decimos, la apariencia, el lenguaje corporal y los modales juegan un papel importante en causar una buena impresión.

Además de ser un signo de respeto por las personas, llegar a tiempo y presentarte de forma adecuada son algunas de las mejores formas de crear una buena impresión. Si bien es importante transmitir un sentido de confianza y autoridad, es igualmente esencial ser su yo auténtico, lo que ayuda a generar confianza y a ganarse el respeto y la integridad de las personas que conoce.

El lenguaje corporal también puede ser decisivo para crear una buena impresión. Párate derecho, sonríe, haz contacto visual y saluda a las personas con un apretón de manos firme.

Llamar la atención de todos

Hay varias formas para atraer la atención de los estudiantes. Usar una cita sorprendente como declaración de apertura es una buena idea para captar su atención desde el principio. Una declaración humorística también tendrá el mismo efecto y debería ayudar a sus estudiantes a identificarse con usted.

Al hablar, debe asegurarse de cambiar el nivel y el tono de su voz con frecuencia, lo que le indica a su audiencia que es hora de prestar atención. La incorporación de movimiento en su actuación haciendo gestos enérgicos también puede ayudar a atraer la atención, mientras que los accesorios como una campana o un silbato pueden ser efectivos en entornos de enseñanza muy ruidosos.

Aparece en 30 segundos

El primer día de clase suele haber mucho terreno que cubrir, lo que significa que su introducción debe ser breve. Una introducción informativa no debería tardar más de 30 segundos. Durante este tiempo, dé su nombre primero y diga a los estudiantes cómo dirigirse a usted.

Dele a sus alumnos una pequeña muestra de quién es usted compartiendo algunos detalles sobre usted, como sus pasatiempos, deportes favoritos u otros intereses. Su introducción de 30 segundos debe ser positiva y optimista, seguida de una transición fluida a otras actividades de introducción creativas.

¿Cómo te presentas en un discurso?

Para presentarse en un discurso, la mayoría de las personas tienden a utilizar una fórmula estereotipada simple que solo incluye su nombre y ocupación.

Sin embargo, es importante ir más allá de lo básico para darles a las personas una idea de quién eres realmente como persona. Además de dar su nombre, puede agregar detalles sobre sus pasatiempos e intereses a su discurso introductorio, o compartir una anécdota personal especial apropiada para la situación y el entorno en el que se encuentra.

Estas son las cosas más importantes que debe decir cuando se presente:

Tu nombre y cómo deberían llamarte los estudiantes.

Los estudiantes deben sentirse cómodos hablando contigo y pidiendo ayuda, por lo que modelar la pronunciación de tu nombre y título es un buen punto de partida. ¿Su título es señorita, señora o señora? ¿Sr. Buchowski o Sr. B? Ayúdelos a recordarlo poniendo su nombre en un cartel, pizarra o letrero en su escritorio.

Tus aficiones e intereses.

Establecer una relación con sus estudiantes lo ayuda a sentirse más cercano y accesible. Dales algo con lo que relacionarse o hablar; cuéntales un poco sobre tu vida fuera de clase.

Explica las reglas de la clase.

¿Deberían levantar la mano para hacer una pregunta? ¿Tiene una señal o sonido de silencio en el aula? Establezca el tono para todo el año estableciendo las reglas para los estudiantes en su clase e involúcrelos en el establecimiento de las reglas para fomentar su respeto y fortalecer su participación.

Algunos profesores siguen su introducción con un ejercicio de memoria para asegurarse de que los estudiantes permanezcan atentos y comprendan la información proporcionada.

Fuentes :