Saltar al contenido

Evaluación sumativa: definición, ejemplos y funciones.

La evaluación es un proceso de observación e interpretación de los efectos de la docencia, orientado a orientar las decisiones necesarias para el buen funcionamiento de la escuela. Porque incluso si evaluamos el mismo objeto y el mismo resultado del alumno, los resultados se pueden proporcionar a diferentes destinatarios para diferentes propósitos. Entonces, ¿qué es la evaluación sumativa? ¿Y cuál es la diferencia entre evaluación sumativa y formativa?

¿Qué es una evaluación sumativa?

La evaluación sumativa representa un juicio sobre las habilidades adquiridas (en un todo abstracto) del alumno a través de su desempeño (en una parte concreta. La evaluación sumativa se registra con mayor frecuencia al final de una o más fases. Aprendizaje y tiene como objetivo verificar las habilidades adquiridas La evaluación sumativa se establece respecto a las habilidades que el docente desea validar, estos controles sumativos, programados y distribuidos, son de duración y ritmo variable según el nivel de la clase.

La evaluación sumativa sirve para sancionar o certificar el grado de dominio de las habilidades de los alumnos. Da lugar a la emisión de un certificado, por lo que hablaremos de una evaluación de certificación. Este tipo de evaluación es dirigida por el docente y debe realizarse de manera justa y equitativa reflejando los logros de los estudiantes.

¿Cuál es la diferencia entre evaluación formativa y evaluación sumativa?

Evaluación formativa:

Es la implementación en situación durante actividades con objetivos identificados y basados ​​en criterios de éxito apropiados.

Según G. de Landsheere este tipo de evaluación es:

“Evaluación que tiene lugar, en principio, al final de cada tarea de aprendizaje y con el objetivo de informar, alumno y profesor, del grado de dominio alcanzado y, posiblemente, de descubrir dónde y de qué manera un alumno experimenta dificultades de aprendizaje, con con el fin de ofrecerle o ayudarlo a descubrir estrategias que le permitan progresar. “

En este sentido, la evaluación formativa permite al alumno evaluar por sí mismo lo que sabe, lo que no sabe. [auto-évaluation], muchas veces termina después de una tarea o de un objetivo específico y que también sirve como diagnóstico que luego permite resaltar las dificultades vinculadas al aprendizaje y da indicaciones sobre los obstáculos a superar. O pronóstico, en el sentido de que permite determinar si un alumno ha dominado los prerrequisitos necesarios para la consecución del aprendizaje previsto en una secuencia.

Evaluacion sumativa:

La evaluación sumativa se realiza al final del proceso de formación y es coherente con la evaluación formativa. Es una herramienta para medir el aprendizaje.

La evaluación sumativa es la suma y valoración de un aprendizaje apropiado y consolidado. “… Se relaciona con un objetivo terminal, más que con un conocimiento parcial” destinado principalmente a la institución educativa y la sociedad. Para tomar decisiones institucionales, como obtener un diploma, o pasar a una clase superior, por ejemplo.

La evaluación sumativa externa juzga el resultado social de la enseñanza. [l’acquisition des compétences dont la société a besoin] Evaluación sumativa interna que evalúa los conocimientos y habilidades académicos.

¿Por qué la evaluación sumativa?

La evaluación sumativa o de certificación tiene como objetivo:

  • Informe al niño y a sus padres sobre su progreso.
  • La evaluación sumativa valida el aprendizaje al final de una secuencia de aprendizaje. Tiene como objetivo, entre otras cosas, reconocer conocimientos, habilidades y competencias asignando una nota o un porcentaje.
  • Reconoce el aprendizaje. Es decir, sirve para sancionar o certificar el grado de dominio del aprendizaje del alumno. De hecho, es una herramienta indispensable para otorgar los certificados necesarios al estudiante y a la sociedad.
  • Compare los resultados de los estudiantes con un nivel mínimo que se espera certificar. Es una evaluación de certificación. También se utiliza para comparar resultados entre estudiantes para clasificarlos.
  • Hacer un balance. Los resultados individuales colocados en un contexto estandarizado permiten establecer una evaluación de la formación y generar una retroalimentación individualizada.
  • Mejorar la calidad de la educación en general.

Ejemplo de evaluación sumativa

La evaluación sumativa tiene como objetivo evaluar el aprendizaje y el rendimiento académico de los estudiantes al final de un período, año o semestre comparándolos con un estándar universal o punto de referencia académico. La evaluación sumativa a menudo tiene un valor alto, se lleva a cabo en condiciones controladas y, por lo tanto, tiene más visibilidad.

¿Cómo hacer una evaluación sumativa?

A continuación se muestran algunos ejemplos prácticos:

  • Evaluación escrita: los estudiantes serán responsables de escribir un artículo original, como un ensayo narrativo o analítico.
  • Evaluación de desempeño: con este tipo, se requerirá que los estudiantes realicen una actividad o tarea que mejore sus habilidades.
  • Evaluación estandarizada: los estudiantes tomarán un examen creado para un programa dado y serán evaluados con la rúbrica existente, compartida con los estudiantes a lo largo del curso.
  • Evaluación oral: los estudiantes escribirán y producirán una pieza oral, como un discurso o una presentación.
  • Crear una infografía detallada para un proyecto final es una forma eficaz para que los estudiantes refuercen lo que han aprendido. Pueden cubrir definiciones, hechos clave, estadísticas, investigación, información práctica, gráficos, etc.
  • Haga que sus alumnos creen un episodio de podcast de cinco a diez minutos sobre los conceptos básicos de cada unidad. Esta es una opción interesante, ya que puede convertirse en un proyecto en curso.

Lea también: 22 estrategias de evaluación simples para usar todos los días

La objetividad y subjetividad de la evaluación sumativa

La objetividad se define generalmente como “la calidad de lo que existe en sí mismo, independientemente del sujeto pensante”, a la inversa, la subjetividad es la “calidad de lo que pertenece únicamente al sujeto pensante”.

En el campo de la evaluación de los logros de los estudiantes, rápidamente nos damos cuenta de que la objetividad absoluta es imposible porque los logros de los estudiantes no existen en sí mismos, independientemente de la visión que el evaluador tenga sobre ellos.

Entonces la subjetividad más desenfrenada de la evaluación constituiría un problema, y ​​la objetividad es una ilusión en el campo de la evaluación de aprendizajes previos, para eso es necesario enmarcar y objetivar la subjetividad de este acto.

Cuando los evaluadores han acordado criterios, la valoración del producto reintroduce inevitablemente una parte de subjetividad, por lo que no podemos erradicarla, pero por otro lado podemos enmarcarla y objetivarla. Por un lado, imponiendo límites y desarrollando procedimientos para garantizar su despliegue en proporciones aceptables. Y por otro lado, reconocer la legitimidad de los “sujetos pensantes” de los evaluadores de un punto de vista específico que fue objeto de una aclaración previa con los estudiantes.

En busca de un compromiso equilibrado y aceptable en esta materia, los equipos docentes propusieron herramientas y soluciones para identificar la tensión entre la subjetividad y la objetividad del acto evaluativo, tales como:

  • Establecimiento de cuadrículas referenciadas por criterios
  • Explicación de los modelos subyacentes a las herramientas de evaluación.
  • Coevaluación … etc.

Fuentes:

  • Guía pedagógica y didáctica que acompaña al programa de nuevas tecnologías – Eduscol)
  • Revista internacional de pedagogía de la educación superior, 27-2 | 2011
  • EVALUACIÓN del trabajo del alumno – Touhami LADJILI