Saltar al contenido

¿Cómo prepararse para el inicio del año escolar?

El regreso a clases es un momento emocionante y estresante para cualquier maestro, ya sea en su primer año de enseñanza o en el décimo. Sobre todo, recuerde que también es una oportunidad para empezar de nuevo. ¿Habrá nuevos estudiantes, nuevo material, tal vez incluso una nueva escuela y nuevos colegas? Todos estos factores contribuyen a una “pizarra limpia” del año pasado. ¡Obviamente, sentirse enérgico por el regreso a la escuela no tiene nada que ver con la suerte! Todo tiene que ver con la forma en que te organizaste al final del último año escolar y lo que preparaste durante el verano.

¿No sabes por dónde empezar? Los siguientes consejos lo ayudarán a sentirse descansado y listo para comenzar el nuevo año escolar.

Identificar una herramienta de gestión del tiempo.

La buena gestión del tiempo requiere muy poca inversión, ¡pero la recompensa puede ser invaluable! Algunas herramientas sencillas ayudarán a los estudiantes a mantenerse encaminados y a tener en cuenta las metas durante todo el año. Un simple calendario de pared y algunas pegatinas de colores funcionarán:

  • Coloque un calendario de pared grande donde todos puedan verlo, cerca de su espacio de estudio habitual.
  • Luego, busque un código de color para sus lecciones (ejemplo: verde para matemáticas y amarillo para historia).
  • Cuando tenga una fecha de vencimiento o una fecha de examen importante, coloque la calcomanía adecuada para ese evento en esa fecha para que todos la vean.

Un calendario de pared grande es solo una de las herramientas que puede utilizar para administrar su tiempo. Encuentre las herramientas adecuadas para usted y verá lo fácil que es mantenerse al tanto de su trabajo.

Obtenga información sobre las expectativas

Siempre es una buena idea obtener una vista previa del material que necesitará durante los próximos meses. Eche un vistazo a los temas que cubrirá en matemáticas, ciencias, ciencias sociales e idiomas, pero no se ponga nervioso ni abrumado por lo que vea. La idea es simplemente establecer un marco mental que facilite el seguimiento de la preparación del material.

Piense en el espacio de aprendizaje

El regreso a clases es un buen momento para repensar la distribución y el diseño de su salón de clases y determinar si es adecuado o no para el aprendizaje. Las filas tradicionales de escritorios orientados hacia adelante se pueden reemplazar con postes de proyectos en forma de isla, en U o diferentes para facilitar el aprendizaje colaborativo. Eche un vistazo a sus técnicas de enseñanza favoritas y decida si un espacio más interactivo puede ser efectivo.

A continuación, piense en las metas educativas de sus estudiantes: ¿qué necesitan aprender específicamente este año y cómo pueden lograrlo? Factores como la iluminación, los sonidos, la temperatura y las imágenes de la pantalla juegan un papel importante para mantener a los estudiantes involucrados a diario.

Para fomentar la creatividad y la colaboración, haga que sus estudiantes compartan imágenes que los inspiren o imágenes de espacios en los que estarían motivados a trabajar. Luego, identifique temas comunes para optimizar su espacio de aprendizaje durante todo el año.

Planificación de la gestión del aula

Antes incluso de comenzar a planificar sus lecciones, piense cómo desea funcionar con sus estudiantes. ¿Qué tipo de disciplina quieres adoptar? Elija una regla de clase usted mismo o tómese el tiempo para hacerlo con sus estudiantes durante la primera semana de clase. A continuación, determine si desea utilizar un sistema de refuerzo positivo para recompensar a sus alumnos y fomentar su buen comportamiento. Finalmente, piense en las rutinas que quiere enseñar los primeros días (cómo hacer fila, cómo volver al trabajo, cómo entrar en la sala, etc.). Estos pueden referirse a:

  • Solicitudes para ir al baño
  • Entrega de tarea
  • Presencias
  • El almuerzo
  • Conduciendo por los pasillos

Preparar actividades para romper el hielo

La primera semana de regreso a clases puede ser emocionante pero también estresante para los estudiantes, especialmente si son nuevos en la escuela. Para crear un ambiente seguro donde los estudiantes se sientan cómodos, una buena manera de comenzar el Año Nuevo es implementar actividades para romper el hielo. Estas actividades brindan a los nuevos estudiantes una forma de interactuar y desarrollarán la confianza de los estudiantes más tranquilos.

Aquí hay varias ideas para actividades para romper el hielo:

Pida a los estudiantes que encuentren su ‘pareja’

Usando piezas de rompecabezas o imágenes coordinadas, los estudiantes pueden moverse por el salón buscando la imagen correspondiente. Pídales que hagan preguntas y se presenten. Al final, cuando todos los estudiantes están emparejados, pueden presentar su “coincidencia” al resto de la clase.

Crear cadenas de nombres

Para ayudar a sus alumnos a aprender los nombres de los demás, haga que los alumnos repitan, memoricen y asignen apodos a sus compañeros de clase. Pruébelos todos al final para ver quién ha memorizado toda la información.

Juega a ‘¿quién soy yo?’

Proporcione a todos los estudiantes una etiqueta con el nombre de una persona conocida. Esta etiqueta es visible para el resto de la clase, pero oculta para el alumno en cuestión. Haga que los estudiantes caminen con su etiqueta sin que él pueda verla y haga preguntas a sus compañeros de clase para averiguar quiénes son.

Motívate para prepararte para tu regreso a la escuela.

Motivarte te permitirá aprovechar la última semana de vacaciones para relajarte de verdad. Tómese un tiempo para cargar sus materiales, leer los libros nuevos en los que trabajará, planificar las primeras lecciones y organizar su bolsa de trabajo. Hacer estas pequeñas cosas reducirá su prisa en los últimos días de vacaciones.

Como maestro, el regreso a la escuela es una oportunidad para tener un nuevo comienzo y comenzar con nuevas bases.

Planificar la comunicación con los padres de los estudiantes.

Los padres serán sus mejores aliados durante el año escolar. Por lo tanto, es necesario prepararse para comunicarse con ellos desde el inicio del año escolar. Puede utilizar una carta de bienvenida en la que se presente, explique cómo funciona y enumere los suministros necesarios. Utilice el potencial de la red informática, así como su servicio de correo electrónico y correo de voz. Los profesores tienen la opción de crear un sitio web para el aula donde se puede publicar información sobre tareas completadas, fechas importantes e incluso documentos útiles.

El uso de estos sencillos consejos lo ayudará a prepararse para el regreso a la escuela. Estos consejos te ayudarán a sentirte organizado y recargado cuando regreses a clase.