Saltar al contenido

10 estrategias para que los estudiantes con dificultades sigan trabajando

Como maestro, no hay nada más difícil que tratar de ayudar a un estudiante con dificultades. Puede resultar bastante difícil y, a menudo, se siente impotente, especialmente cuando todo lo que ha intentado no parece estar funcionando.

A veces puede parecer que lo más fácil de hacer es darle la respuesta al estudiante y listo, después de todo, tienes 20 o más niños de los que cuidar. Sin embargo, esa no es la respuesta. Todos tus estudiantes te necesitan, necesitas darles las herramientas para perseverar.

Aquí están las 10 mejores estrategias de enseñanza para ayudar a sus estudiantes con dificultades a seguir adelante:

1. Enseñe perseverancia a los estudiantes

Para tener éxito en cualquier cosa en la vida, tienes que trabajar duro. Los estudiantes que luchan en la escuela nunca han aprendido que cuando las cosas se ponen difíciles, deben superar sus dificultades y seguir intentándolo hasta tener éxito. Intente escribir citas motivacionales o consejos sobre cómo los estudiantes pueden perseverar y colóquelos en el aula para que todos los vean.

2. No dé la respuesta a los estudiantes

Resista la tentación de darles la respuesta a sus alumnos. Si bien puede parecer lo más simple, no es lo más inteligente. Usted es el maestro y es su trabajo darles a sus estudiantes las herramientas que necesitan para tener éxito. Si les da la respuesta, ¿cómo les enseña a encontrarla por sí mismos? La próxima vez que quiera ganar algo de tiempo y darle la respuesta a su estudiante con dificultades, no olvide darle una herramienta para que pueda encontrarla por su cuenta.

3. Dé tiempo a los niños para pensar

La próxima vez que le pida a un estudiante que le conteste, intente esperar unos minutos más y ver qué sucede. Los estudios han demostrado que los maestros esperan solo 1,5 segundos entre hacer una pregunta a un estudiante y pedirle a un estudiante que responda. Si el estudiante tuviera más tiempo, ¿podría encontrar una respuesta?

Lea también: 7 técnicas para aumentar el tiempo de conversación de los estudiantes

y 4 estrategias para reducir el tiempo de conversación del profesor.

4. No tome un “No sé” como respuesta

¿Cuántas veces ha escuchado las palabras “No sé” desde que comenzó a enseñar? Además de darles a los estudiantes más tiempo para pensar, pídales que también den una respuesta. Luego pídales que expliquen cómo llegaron a su respuesta. Si todos los niños de su salón de clases saben que es necesario encontrar una respuesta, nunca más tendrá que volver a escuchar esas temidas palabras.

5. Dé a los estudiantes una “ayuda para la memoria”

A menudo, los estudiantes con dificultades tienen problemas para recordar lo que se espera de ellos. Para ayudarlos, intente darles una hoja de trucos. Pídales que escriban las instrucciones en una nota adhesiva y la coloquen en sus escritorios, o asegúrese de escribir siempre todo en la pizarra para los estudiantes que constantemente necesitan una referencia. Esto no solo ayudará a los estudiantes, sino que también disuadirá a muchos de ellos de levantar la mano y preguntar qué hacer a continuación.

6. Enseñar a administrar el tiempo

A muchos estudiantes les resulta difícil administrar su tiempo. Por lo general, esto se debe a que administrar su tiempo les parece abrumador o simplemente porque nunca han aprendido esta habilidad.

Trate de ayudar a los estudiantes a desarrollar habilidades de administración del tiempo pidiéndoles que escriban su horario diario y el tiempo requerido para cada elemento de la lista. Luego, repase su horario con ellos y discuta cuánto tiempo se debe dedicar a cada tarea. Esta actividad ayudará al estudiante a comprender por qué la administración del tiempo es esencial para el éxito en la escuela.

7. Sea alentador

La mayoría de las veces, los estudiantes que tienen dificultades en la lucha de clases porque carecen de confianza en sí mismos. Sea alentador y siempre diga a los estudiantes que sabe que pueden hacer esto. Su constante aliento puede ser todo lo que necesitan para perseverar.

8. Enseñe a los estudiantes a avanzar

Cuando un niño está atascado en un problema o una pregunta, su primera reacción suele ser levantar la mano y pedir ayuda. Si bien es algo bueno, no debería ser el primero. Su primera reacción debería ser tratar de averiguarlo por sí mismo, luego una segunda reacción debería ser preguntarle a un vecino, y finalmente su último pensamiento debería ser levantar la mano para preguntarle al maestro.

El problema es que tienes que enseñarle a los estudiantes esta estrategia, pero luego ellos tienen que ser exigentes y seguirla en todo momento. Por ejemplo, si un estudiante se queda atascado en una palabra mientras lee, haga que use la estrategia de “ataque de palabras” mirando la imagen en busca de ayuda, tratando de estirar la palabra, recortarla o saltear la palabra y regresar. Los estudiantes deben usar una herramienta por sí mismos para avanzar y tratar de descubrir sus obstáculos por sí mismos antes de buscar la ayuda del maestro.

9. Promover el pensamiento cognitivo

Anime a los estudiantes a usar sus gorras de pensamiento. Esto significa que cuando les haces una pregunta, realmente necesitan tomarse el tiempo para pensar en su respuesta. También significa que usted, como profesor, debe plantear preguntas innovadoras que realmente hagan pensar a los estudiantes.

10. Enseñe a los estudiantes a reducir la velocidad

Enseñe a los estudiantes a hacer una tarea a la vez. A veces, a los estudiantes les resultará más fácil completar la tarea cuando la dividan en tareas más pequeñas y sencillas. Una vez que hayan completado la primera parte de la tarea, pueden pasar a la siguiente parte de la tarea y así sucesivamente. Al realizar una tarea a la vez, los estudiantes encontrarán que tendrán menos dificultades.