Saltar al contenido

Acuerdo de aprendizaje: ideas y ejemplos

Un contrato de aprendizaje es un acuerdo escrito entre el profesor y el alumno. Esto incluye, pero no se limita a, la comprensión mutua de las expectativas de cada uno para ambas partes. El Acuerdo de aprendizaje debe ser firmado por ambas partes antes de que el maestro comience a trabajar con el estudiante. Este documento debe incluir lo que se espera del maestro para brindar instrucción de calidad al estudiante. También puede incluir lo que se espera de la persona y la empresa, y lo que se espera de la empresa y la persona.

El contrato de aprendizaje: definición

El contrato de aprendizaje es un acuerdo que describe lo que se espera de ambas partes en una clase determinada. Puede ser formal o informal, dependiendo de las necesidades de los estudiantes y profesores.

En otras palabras, es un documento que establece expectativas para estudiantes y maestros para ayudar a asegurar el éxito en el salón de clases. Un contrato formal se redacta de antemano, mientras que un contrato informal se puede concluir verbalmente antes del comienzo del curso.

Además, un acuerdo de aprendizaje formal es más detallado y tiene un mayor nivel de responsabilidad para ambas partes involucradas. Un acuerdo informal puede escribirse en una hoja de papel o no escribirse en absoluto si ambas partes entienden lo que se supone que deben hacer en clase.

El contrato de aprendizaje es un documento acordado mutuamente entre el profesor y el alumno antes de cualquier enseñanza y aprendizaje. Por lo tanto, el propósito de este documento es brindar claridad sobre qué enseñanza y aprendizaje se llevará a cabo en el aula.

Además, este documento educativo debe incluir:

  • metas de la clase
  • ¿Qué habilidades se adquirirán?
  • ¿Cómo se evaluarán estas habilidades?
  • Y finalmente, cómo se medirá el éxito

Los componentes de un contrato de aprendizaje

Un contrato de aprendizaje es un documento que describe las responsabilidades y expectativas del estudiante y la escuela. Es un acuerdo entre las dos partes y se puede usar para aclarar cosas como: qué sucede si un estudiante reprueba un curso, qué sucede si un estudiante abandona la escuela antes, cuánta tutoría brindará la escuela, etc.

El contrato debe incluir todos estos elementos:

  • Una lista de todos los cursos requeridos para la graduación.
  • La fecha en que se espera que los estudiantes se gradúen
  • La cantidad de tiempo que se espera que los estudiantes pasen en clase cada día.
  • El número de horas semanales de tutoría.
  • La cantidad de horas por semana que se brindará la sala de estudio.
  • ¿Qué sucede si los estudiantes reprueban las clases o no cumplen con los plazos?

Los objetivos de un contrato de aprendizaje

Los objetivos de un contrato de aprendizaje son identificar las necesidades e intereses del alumno, identificar el curso más apropiado, planificar el curso y finalmente evaluar su eficacia.

Un acuerdo de aprendizaje responde a las necesidades e intereses de los alumnos y desarrolla un curso que les ayudará a desarrollar sus habilidades. Este contrato también establece la frecuencia de exención del curso, su duración y sus beneficiarios.

Lea también: ¿Cómo crear contratos de comportamiento para estudiantes?

Ejemplo de un contrato de aprendizaje

Los contratos de aprendizaje son una excelente manera de involucrar a sus alumnos en lo que se espera de ellos. También te ayudan a diseñar tu propio contrato, si necesitas uno para tu clase.

Este artículo proporcionará ejemplos de contratos de aprendizaje que se pueden utilizar como punto de partida para diseñar su propio contrato.

Contrato realizado con: …………………………………………………
Contrato realizado el: …………………………………………………
Estudiante(s) en cuestión: …………………………………………………
Profesor(es) interesado(s): …………………………………………………
¿La dirección es parte del contrato?
No
Son los padres parte del contrato:
No
Incumplimiento de un punto de las normas:
………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………

Valoración de la situación actual realizada por el alumno:
………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………
Objetos del contrato: He decidido
………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………
Los pasos: ¿cómo llego allí?
………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………
Compromiso de los socios:
………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………

Plazo fijo: Firma del estudiante: Firma del(los) socio(s):

Diferencia entre contrato didáctico y contrato pedagógico

El contrato pedagógico se refiere a la organización de la clase y hábitos de trabajo. De hecho, es un contrato que los estudiantes y profesores celebran antes del comienzo del año escolar. El contrato define lo que cada parte espera de la otra, así como lo que se espera de ellas.

Además, un Acuerdo de aprendizaje puede ser útil para algunos estudiantes que necesitan más estructura en sus vidas o para aquellos que tienen dificultades para regular su propio comportamiento. También ayuda a los maestros a comprender cómo pueden ayudar mejor a sus alumnos a tener éxito en el salón de clases.

Un contrato didáctico es un contrato que se teje entre el docente y los alumnos en relación al conocimiento. En otras palabras, los contratos didácticos son contratos donde el profesor y el alumno acuerdan lo que harán para adquirir conocimientos. Los términos de este contrato se acordarán entre el profesor y el estudiante, y también se acordará cómo se puede rescindir este contrato.

En un contrato didáctico, el profesor y los alumnos acuerdan qué aprenderán, cómo lo aprenderán y qué harán con lo aprendido. El contrato suele ser verbal o escrito.

Para concluir, el contrato didáctico se refiere a la construcción y transmisión de conocimientos. Es un acuerdo implícito entre el profesor y el alumno, en el que el primero debe aportar conocimientos, mientras que el segundo debe recibirlos.

Conclusión

Un contrato de aprendizaje es un acuerdo formalizado entre un alumno y un formador (o un equipo docente) que define los objetivos de la formación, las actividades que debe realizar el alumno y la forma en que se evaluará el progreso.

Un acuerdo de aprendizaje es beneficioso para ambas partes, ya que les ayuda a comprender lo que se debe hacer y lo que esperan el uno del otro. También aclara las expectativas y responsabilidades. Es una herramienta imprescindible para cualquier organización que quiera asegurarse de que su personal ha recibido toda la formación necesaria antes de empezar a trabajar.