Saltar al contenido

5 juegos para mejorar tu concentración en clase

Los profesores a menudo se quejan de la falta de concentración de sus alumnos en clase. De hecho, les resulta difícil mantener una atención sostenida durante mucho tiempo. Los padres también están preocupados por este problema, porque la concentración es crucial para que los estudiantes aprendan con facilidad. En otras palabras, es la clave del éxito. Entonces por que y cómo mejorar tu concentración ?

¿Qué es la concentración?

La concentración es un proceso psíquico que nos permite enfocar los recursos de nuestra mente en un solo propósito, mientras descuidamos las distracciones que podrían interferir con la concentración. En efecto, el alumno se distrae con facilidad, porque percibe todos los estímulos con el mismo grado de importancia, no logra dar prioridad a una fuente de información (por ejemplo, el ruido de una regla que cae es al mismo nivel que el maestro hablante).

Por que mejorar su ¿concentración?

  • Mejorar la concentración permite al estudiante concentrarse en una tarea específica durante un período de tiempo.
  • Hace que sea más fácil escuchar en clase y tomar notas.
  • Los niños cuidadosos desarrollan sus habilidades con mayor facilidad.

5 juegos para mejorar tu concentración

Para ayudar a los niños a mejorar su concentración mientras se divierten, aquí hay 5 juegos de concentración:

1. Juego de historia

Este juego se trata de leerles cuentos a sus hijos y dejar de fumar después de leer uno o dos párrafos. Luego, haces una pregunta sobre un evento, un personaje o un lugar para poner a prueba la concentración de tu hijo.

Puede variar este juego, pidiéndole al niño que encuentre el final o el comienzo de la historia siempre que mantenga la idea general o el hilo conductor de la historia.

2. Juego de números desaparecido

Cuenta de 1 a 10 o 20 dependiendo de la edad de su hijo. Y cada vez que omita un número, el niño tiene que encontrar el número olvidado. Por ejemplo, usted dice “Uno, dos, tres, cuatro, seis”, y cuando diga “seis”, su hijo debería decir “cinco”. Desarrolla su atención.

Puede aumentar la dificultad de este juego, contando en múltiplos. Por ejemplo, comienza a contar múltiplos de 4. Y cada vez que omite un número, el niño tiene que encontrar el número olvidado. Por ejemplo, si dice “cuatro, ocho, doce, dieciséis, veinticuatro”, ahora mismo, su hijo debería decir “veinte”.

3. Juego antónimo

Este juego es ideal para desarrollar la concentración, pero también para enriquecer el vocabulario de su hijo. Comienzas el juego diciendo, por ejemplo (largo – rápido – ancho… ..) y le pides a tu hijo que encuentre su antónimo. Pero debes elegir estas palabras según el nivel y la edad de tu hijo.

4. Juego de palabras

Este juego también desarrollará las habilidades lingüísticas y la concentración al mismo tiempo.

Antes de comenzar este juego, eliges áreas (frutas, verduras, ropa, deporte….). Primero, el primer niño elige un área (ropa). Luego elige una palabra de esta área (albornoz). El siguiente debe encontrar un nombre de prenda que comience con R… la respuesta es Robe.

5. Trabalenguas

Un trabalenguas (también llamado tenedor de lengua) es una serie de palabras que son difíciles de pronunciar. Es una especie de juego de palabras o ejercicio útil para lograr una pronunciación más ágil. Puede comenzar estos ejercicios de dicción tan pronto como comiencen a saber cómo hacer oraciones.
Aquí hay algunos ejemplos de trabalenguas:

  • Cinco perros cazan seis gatos.
  • Soy lo que soy y si soy lo que soy, ¿qué soy?
  • Se fue con su tío, tu Taine y tu atún.
  • Este severo gusano verde sabe verter sus vasos verdes.
  • ¡El pescado sin bebida es veneno!
  • Un cazador que sepa cazar debe saber cazar sin su perro.