Saltar al contenido

7 consejos para calificar para nuevos maestros

Entre los muchos desafíos que enfrentan los maestros al principio de sus carreras, la calificación puede ser particularmente abrumadora, por lo que hemos recopilado algunos consejos para facilitarle las cosas.

Los nuevos maestros tienen mucho de qué entusiasmarse. Se han embarcado en un viaje fantástico para conocer estudiantes, crear planes de lecciones y comenzar una carrera extremadamente gratificante. Por el contrario, un aspecto de la enseñanza que suscita más aprensión que entusiasmo entre los profesores de carrera temprana es la calificación.

Calificar es una tarea tediosa para todos los profesores, pero para los profesores nuevos puede resultar debilitante. Sabemos que debemos brindar comentarios oportunos y relevantes, y sabemos que la puntuación es importante, pero ¿cómo lo hacemos más fácil para nosotros? Estos son algunos consejos del oficio que pueden ayudar a los nuevos profesores que tienen dificultades para tomar notas.

1. No escribas todo

Dependiendo de los requisitos del plan de estudios de su escuela, es posible que pueda determinar qué es y qué no vale la pena anotar en el libro escolar. Usa ese poder. Es aceptable no calificar una tarea ni dar crédito por la participación.

No es necesario que anotes todas las tareas.

2. Haz tus comentarios

Es una buena idea dedicar mucho tiempo a comentar el trabajo de los estudiantes. De hecho, los buenos profesores dan buenos comentarios. Sin embargo, es aceptable no dar retroalimentación a todos los estudiantes en cada tarea.

Es importante darles a los estudiantes comentarios con regularidad. Después de cada tarea, puede elegir una sola clase para escribir comentarios detallados. Para la próxima misión, elegimos otra.

3. Permita que los estudiantes califiquen a sus colegas

A veces, los nuevos maestros se olvidan de las increíbles habilidades que pueden tener los estudiantes. En lugar de pasar horas calificando el trabajo de sus estudiantes, puede dedicar 15 minutos de tiempo de clase para que los estudiantes se califiquen entre sí.

Es importante discutir los comportamientos planeados en clase antes de permitir que los estudiantes den retroalimentación a sus compañeros. Tómese el tiempo para explicar a sus alumnos qué es útil y específico y sugerirles comentarios tales como: podrías hacerlo mejor si…. Una vez que sus estudiantes estén listos para darse una evaluación constructiva y amistosa, déjelos ir y tómese un descanso.

4. Utilice la tecnología con prudencia

La tecnología puede facilitarles la vida a los profesores. Si tiene el equipo necesario, la administración de evaluaciones formativas como cuestionarios u hojas de resumen a través de Google Forms, Edmodo o Kahoot! puede ahorrarle un tiempo considerable en la puntuación.

Por ejemplo, a los estudiantes se les puede dar la oportunidad de usar sitios web de revisión gramatical como Grammarly o Paper Rater para corregir errores en su trabajo.

5. Evite tareas innecesarias

Si bien puede ser tentador asignar actividades de esponja para completar el tiempo, solo brinde a los estudiantes trabajo impactante que desarrolle sus habilidades. Si evita asignar tareas innecesarias, puede asegurarse de que el tiempo de todos se emplee de manera óptima.

Pregúntese: ¿Esta tarea mejoró la lección o la comprensión de la lección por parte de los alumnos? Si la respuesta es no, deséchelo.

6. Utilice las cuadrículas de evaluación

La cuadrícula de evaluación es una herramienta que permite a los profesores formarse un juicio sobre los aprendizajes adquiridos por los estudiantes. Es útil para apreciar los conocimientos y habilidades que los estudiantes demuestran a través de una presentación oral, trabajo o examen escrito, manipulación de laboratorio, proyecto grupal, etc.

La cuadrícula suele adoptar la forma de una tabla. Esta tabla generalmente explica los criterios de evaluación que se utilizan para evaluar el resultado de los alumnos.

Otra ventaja de esta técnica es que puede dar la rúbrica a sus alumnos incluso antes de que comiencen a trabajar. De esta manera, conocen las expectativas que deben cumplir para tener éxito.

7. Anote tanto como sea posible

Los profesores conocemos la definición de “ocupado” mejor que la mayoría de nosotros. Pero todavía hay momentos en el aula que podemos aprovechar para calificar. Siempre que los estudiantes trabajen de forma independiente, los profesores deben tener en cuenta.

Es importante tener en cuenta: No se siente en su escritorio con la cabeza gacha, sin conocer el aula. En su lugar, busque un escritorio abierto, preferiblemente al lado de un estudiante que tenga dificultades para concentrarse, y anótelo. Levántese periódicamente para caminar por la habitación, pregunte si alguien necesita ayuda o dé instrucciones según sea necesario. Pero use cada minuto de su jornada laboral para hacer tantas correcciones como sea posible.

La calificación puede ser una tarea complicada para aquellos de nosotros que somos nuevos en la enseñanza, ya que se retrasan en nuestras calificaciones y pasan fines de semana enteros solo para ponerse al día. Con el uso de estas ideas, la Mancha la puntuación se vuelve más fácil de hacer. Con suerte, con estos consejos en su bolsillo trasero, obtendrá calificaciones más efectivas con menos estrés.