Saltar al contenido

4 consejos para motivar a tus alumnos después de las vacaciones

Volver a la escuela después de las vacaciones suele ser difícil. En efecto, estos días de descanso del calendario escolar, dedicados al descanso y la descompresión, van acompañados de una ralentización de los ritmos que apenas favorece las ganas de retomar con entusiasmo la rutina habitual.

Al final de las vacaciones, uno puede sentir, paradójicamente, más cansancio y desmotivación. En este contexto, las vacaciones de invierno ocupan un lugar especial, porque es una época rica en recuerdos, celebraciones y fiestas.

Uno de sus roles como maestro es volver a motivar a los estudiantes después de las vacaciones, para aumentar su interés, participación y productividad.

Te daremos algunos consejos para que tus alumnos se involucren más después de este receso.

1. Planifique un primer día de recuperación

Es importante asegurarse de que su primer día de regreso a la escuela después de las vacaciones esté estructurado y bien organizado, con tareas que cumplir. La meta ? El de promover un cierto dinamismo, así como el compromiso de los estudiantes.

Para volver a conectarse sin problemas, ofrézcales lecciones divertidas y revise juegos con premios individuales o de equipo. Para motivarlos, anímelos a participar en la organización y el buen desarrollo de la jornada.

2. Prefiero lecciones divertidas

En consonancia con este primer día de regreso a la escuela después de las vacaciones, las nociones de juego y diversión siguen siendo importantes durante todo el año escolar.

En efecto, el juego permite un aprendizaje concreto y vivencial, así como la interiorización y fijación de información, al tiempo que promueve el bienestar de los estudiantes.

Las lecciones divertidas ayudan a mantener la concentración y la motivación. Además, jugar en equipo permite a los estudiantes estrechar los lazos entre ellos, al tiempo que promueve la solidaridad con los que tienen más dificultades.

Finalmente, en los juegos se encierra una enseñanza fundamental: que se puede ganar o perder, sin afectar el valor de la persona.

3. Crea un vínculo con tus estudiantes

El aspecto afectivo juega un papel fundamental en el aprendizaje, especialmente durante la edad escolar. La escuela ocupa un lugar importante en el horario de los alumnos, y el profesor es una de sus figuras de apego.

Crear un vínculo seguro con sus estudiantes debería ser una prioridad para cualquier maestro. Por lo tanto, es esencial que dedique tiempo para volver a conectarse con sus estudiantes después de las vacaciones. Trate de organizar momentos para compartir, juegos y risas.

También te aconsejamos que encuentres el tiempo para interactuar con ellos de forma individual, interesándote por su vida. No olvidemos que algunos alumnos encuentran especialmente en la escuela el calor y el amor que no conocen en sus familias.

4. Siga un horario estructurado

Tener un marco y una rutina ayuda a los estudiantes a evolucionar en un entorno seguro. El horario de clases se utiliza como punto de referencia para el alumno, permitiéndole conocer su horario y trabajar de manera rigurosa y organizada. De esta forma, también aprende a cumplir y respetar los plazos y a gestionar el tiempo de forma eficaz.

Leer también …