Saltar al contenido

¿Cómo hacer una evaluación diagnóstica?

La evaluación de diagnóstico evalúa los conocimientos previos de los alumnos para identificar debilidades y llenar vacíos. Al practicar esta evaluación, el docente busca practicar una mejor enseñanza o un mejor aprendizaje por parte de los estudiantes.

Evaluación diagnóstica: definición

Es una evaluación que se realiza al inicio del aprendizaje, de una secuencia o incluso de un curso. Por lo tanto, se requerirá que el maestro haga un punto tanto cuantitativo como cualitativo del conocimiento y dominio de sus estudiantes.

La evaluación diagnóstica tiene como objetivo identificar e identificar puntos débiles, fortalezas, logros y dificultades de los estudiantes en relación con los nuevos conocimientos a adquirir.

El docente puede así ubicar el nivel inicial de sus alumnos y diseñar la organización del aprendizaje no desde el nivel asumido por su currículo escolar, sino desde el nivel real de sus alumnos en completa adecuación a las necesidades de los alumnos.

En otras palabras, el profesor puede adaptar su enseñanza según el nivel de sus alumnos.

Para concluir, la evaluación diagnóstica permite al docente responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los requisitos previos para el aprendizaje?
  • ¿Con qué habilidades podemos contar?
  • ¿Se cumplen los requisitos previos?
  • ¿A quiénes se están perdiendo?
  • ¿Cuáles son los errores sistemáticos?

¿Por qué una evaluación diagnóstica?

La evaluación diagnóstica tiene ventajas para el profesor y para el alumno:

Para el alumno:

  • La evaluación diagnóstica permite a los estudiantes determinar su nivel inicial y así concienciarlos de los avances que han realizado.
  • También le permite determinar sus fortalezas y debilidades.
  • Motivar a los alumnos mostrándoles su progreso. El objetivo es evitar el fracaso académico.
  • Dale confianza para las próximas sesiones. Es decir, conoce bien sus defectos.

Para el profesor:

  • Proporcionar al profesor puntos de referencia pedagógicos para sugerir actividades adecuadas a los alumnos.
  • Fija los objetivos según el nivel de cada clase.
  • Ofrezca a los estudiantes con dificultades remediación educativa.
  • Crear grupos de niveles (diferenciación educativa) para formar grupos homogéneos de tres o cuatro según sus huecos.
  • Identificar los problemas y las causas que pueden dificultar el aprendizaje.

¿Cómo realizar una evaluación diagnóstica?

La evaluación diagnóstica debe ser precisa, simple y breve. Debe apuntar a los prerrequisitos, conocimientos y habilidades esenciales para el siguiente contenido.

Además, el profesor debe determinar las habilidades, los prerrequisitos, los conocimientos que cada alumno debe dominar para un progreso óptimo de la secuencia. Este paso crucial ayuda al maestro a superar dificultades de aprendizaje.

Luego, crea la prueba, acompañada de su cuadrícula de evaluación que incluye los indicadores de acuerdo con el objetivo deseado. El profesor puede variar los tipos de preguntas de evaluación: preguntas de opción múltiple, preguntas cerradas, “verdadero o falso”, etc.

Finalmente, el docente prepara ejercicios pedagógicos de remediación, apoyo y consolidación de nociones mal adquiridas con el fin de llenar los vacíos.

Sin olvidar que esta evaluación nunca debe emitir juicios de valor. En otras palabras, es simplemente una observación sobre el conocimiento del alumno. El objetivo de esta evaluación es construir una nueva noción a partir de los conocimientos previos del alumno. Y el profesor iniciará la secuencia en las mejores condiciones posibles.

Además, el docente no otorga ninguna nota, porque a diferencia de la evaluación sumativa, la evaluación diagnóstica sirve para definir los prerrequisitos necesarios para el nuevo concepto.

A continuación se muestra un ejemplo de una cuadrícula de evaluación de diagnóstico

Ejemplo de cuadro de mando de diagnóstico

Hacer fichas es un trabajo que requiere mucho trabajo. El profesor debe tener en cuenta las necesidades de cada alumno para crear hojas personalizadas. Hay tres tipos de tarjetas:

  1. Hojas de recuperación

Estas hojas tienen como objetivo llenar los vacíos de los estudiantes en dificultad después de una evaluación de conocimientos.

  1. Hojas de desarrollo

Estas hojas están reservadas solo para estudiantes con instalaciones.

  1. Las hojas de trabajo

El profesor ofrece ejercicios adaptados al nivel de los alumnos para aplicar un concepto o una lección.

A continuación se muestra un ejemplo de un cuadro de mando de diagnóstico

Tabla de evaluacion : Apropiarse del idioma – intercambiar, expresarse

Conclusión:

la valoración diagnóstica se utiliza para valorar los conceptos adquiridos en años anteriores. Por tanto, siempre es fundamental evaluar a los alumnos en función de sus prerrequisitos para poder establecer un plan de acción ante sus dificultades. Porque, en comparación con el diagnóstico realizado a un paciente por un médico.

Fuentes:

  • Catherine HINCK, EVALUACIÓN DIAGNÓSTICA PARA UNA MEJOR ENSEÑANZA De la teoría a la práctica Como parte del curso de matemáticas, 2014, HAUTE LÉONARD DE VINCIÉCOLE NORMALE CATHOLIQUE DU BRABANT WALLON – Link pdf
  • Audet, L. (marzo de 2011). Las prácticas y desafíos de la evaluación en línea. Red de Educación a Distancia Francófona de Canadá (REFAD). – enlace pdf